¿La novia podría proponerle matrimonio al novio?

Por muchos años el matrimonio a sido la unión de 2 parejas en sagrada comunión y ley con lo que se ha establecido momentos antes de que se decida aceptar al otro como pareja de por vida. Es una unión hermosa que ejemplifica el amor en todo su derecho y sobre todo hace demostrar que sin importar el estatus social, la raza o cualquier obstáculo que aparente, es posible unirse en matrimonio para crecer como pareja.

En muchas ocasiones se han visto tanto como ancianos, adultos y jóvenes adultos han formado parte de esta unión, dando a demostrar que no hay impedimento de edad para unirse en matrimonio. La grandeza de entrega y aceptación por parte de los familiares hacen demostrar que un matrimonio no solo relaciona a 2 persona, sino que todo aquel que rodea a estos forman parte de la decisión muta.

Ahora bien estamos en una época donde la unión de dos persona no solo se limita si uno es hombre y la otra persona es mujer, podemos ver como perfectamente existen uniones de 2 mujeres y 2 hombres y dependiendo del lugar que sea, esta practica es completamente legal. Lo que queremos decir con esto es que los tiempos han cambiado tanto que hoy en día es normal ver de todo, entonces aquí es donde entra la pregunta que abre este artículo.

¿Es posible que sea la novia quien le pida matrimonio al novio?

La respuesta es si, y realmente esto es meramente una cuestión de tradiciones y cultura. En países asiáticos existe la tradición de que la mujer también puede pedirle matrimonio al hombre por lo que desde tiempos atrás esta practica se veía, es verdad que en el occidente es algo que no se ve con frecuencia pero eso no quiere decir que sea posible.

Si el temor de las novias es que se vean ridículas o simplemente se sientan que están haciendo lo incorrecto, lo importante es que gracias al cambio drástico del pensamiento de muchos esta practica puede ser aceptada, tanto por la familia y/o amigos.

Al principio acciones como estas pueden parecerles extrañas a más de uno pero no es algo de lo que tengamos que avergonzarnos. Si lo que quieres es declararte sin importar el género, solo hazlo pero hazlo de todo corazón ya que es el corazón el que termina decidiendo si quieres o no hacerlo.

¿Tu que piensas al respecto?

Acerca del autor