Consejos para soportar los nervios el día de tu boda

El formar parte de una ceremonia de boda es algo maravilloso que no todo el mundo a tenido la fortuna de vivir, y aquellos que los hemos vivido, hemos llegado a ser amigo de la novia, hermano del novio, tío o tía, e incluso, la persona que se encargó de organizar todo en la misma. Estas posiciones en aquel momento tan importante para dos personas, se puede vivir de diversas formas, pero todos ellos tienen algo que viven en común.

Ellos no son quieren se están casando, ellos no son los comprometidos, ellos no son quienes están empezando una nueva trayectoria en sus vidas. Estas personas son las que viven parte del sueño de esos 2 pero en el momento que la vida le da la mano para que sean ellos que experimenten el casamiento, aquí todo es diferente, sin importar a cuantas bodas hayan ido, porque cada una de esas es diferente, dependiendo si eres acompañante o eres una de las personas que se está entregando a otra.

El día de nuestra boda es uno de los más importantes, delicados y hermosos, pues el sentir esa sensación en nuestro corazón de estar dando por fin ese paso de buena fe, es algo que solo tu en ese momento sabrás explicar.

Claro que detrás de cada acto de grandeza, hay una serie de emociones que no siempre podemos dominar, entre estas se encuentra el miedo, los nervios, la alegría y la tristeza emocional, debido a que por fin se está cumpliendo lo que posiblemente habías estado deseando por tantos años.

En muchas ocasiones los nervios nos terminan ganando y es aquí donde entran nuestros consejos, los cuales están diseñados y creados con el propósito de ayudarte a superar todo ese miedo que sientes por dentro de ti, todo ese miedo que experimentas y que no puedes evitar sentir.

Aquí unos muy sencillos consejos que puedes tomar en cuenta para reducir tus nervios en el día de tu boda.

– Tu eres el centro de atención

Recuerda que cuando vives tu vida, no la vives con miedo. Sino que te sueles sentir normal, tranquila y con mucha o poca energía, pero solo la vives tu. Imagina que estas haciendo lo mismo, claro que aunque no sea como si pasáramos un día cualquiera, así debes sentirte, que estas consiguiendo un logro pero que el mismo es tuyo. Es tuyo mucho antes de la boda, saber que sin importar lo que pase allí, seguirás siendo feliz y disfrutarás todo porque es tu momento.

– Empieza a planear a futuro

Tener la mente enfocada puede tanto ayudar como desayudar en estas situaciones, pero si la enfocamos en algo que sabemos que sin problema podemos imaginar, recrear y disfrutar tan solo al pensar, nos ayudará a quitarnos un poquito de ese peso que sentiremos.

– Que tu pareja ocupe toda tu real atención

Puede que compartas muchas cosas con las demás personas ese día, pero no habrá nada más tranquilizante que esa persona especial, verla nos transmitirá paz y amor, tranquilidad al corazón, por lo que cada momento aunque lo pacemos en lagrimas, lo viviremos disfrutando cada instante.

Acerca del autor