Vestido corto o largo. ¿Cuál es la mejor opción para el día de tu boda?

Es innegable que el día de la boda de una mujer es uno de los día más importantes y trascendentales de su vida, por lo que son muchas las angustias y preocupaciones que tienen las novias. Entre las preocupaciones más comunes que puede tener una novia están la de hacer la elección correcta del vestido de acuerdo al tipo de evento que se va a llevar a cabo durante el matrimonio. Entre las muchas cosas que se deben tomar en cuenta con el vestido es qué tan largo o corto debería ser.

Puede parecer un poco tonto que las novias se angustien tanto por el largo del vestido, pero es una cuestión mucho más importante de lo que se cree. Esta es una de las tantas cosas que atormentan a tantas novias en todo el mundo porque el efecto de un vestido corto a uno largo puede ser completa y absolutamente distinto.

Si no se hace la elección justa para la ocasión, los resultados pueden ser realmente desastrosos. Por lo mismo, se debe saber muy bien cómo elegir entre una u otra opción.

¿Cuándo usar un vestido corto?

Contrario a lo que muchas podrían pensar, un vestido corto no tiene por qué restarle elegancia al look de la novia ni mucho menos. Han sido incontables los casos de novias que se han atrevido a utilizar vestidos como estos y se ven simplemente divinas porque saben cómo llevarlos y con qué combinarlos para que no desentonen en ningún momento.

Hay una opción estupenda para aquellas que desean llevar un vestido corto y es el de triple organiza que con escote a la caja y tul plisado.

Además de esto, son vestidos que favorecen mucho a las novias bajitas de estatura porque las hace lucir mucho más altas y estilizadas de lo que en realidad son. En cambio, si usas vestidos demasiado largos, se van a ver aún más bajitas, por lo que no es recomendable que lo hagan. Otra muy buena alternativa para ellas es el uso de una falda que sea corta delante y larga en la parte trasera, lo que resaltaría sus piernas y las estilizaría muchísimo.

Las que se casan en lugares con temperaturas muy altas tienen una excusa adicional para optar por un vestido corto sin perder la elegancia y delicadeza en lo más mínimo. Adicional a eso, van a poder lucir sus piernas de infarto.

¿Por qué se debería usar un vestido largo?

Para las que han soñado en lucir como una princesa el día de sus bodas desde que eran pequeñas, definitivamente un vestido largo será la mejor opción para ellas. De este modo, van a poder lucir una espectacular falda con los más increíbles diseños, sobre todo si se trata de unas preciosas flores con perlas tan tradicionales en vestidos de este tipo.

Además, ayudan a las novias a ocultar todo aquello que no desean mostrar, sobre todo en el área de las pantorrillas y los tobillos.

Es una alternativa fabulosa para todas las amantes de lo tradicional que desean verse como las novias en las bodas reales con las que siempre han soñado durante sus vidas. Hay modelos muy cómodos, así que no hay excusa.

Acerca del autor